Nuestro trabajo Sarah Faith 2006 Boletin Electronico Diario

]]

 

Mejorando los servicios se
promueve el desarrollo

simulación de parto

Dentro del marco de descentralización en el cual se desarrolla el proyecto, Pathfinder International, con el apoyo de Usaid, brinda asistencia técnica a las regiones. En esta tarea, cuida que sean ellas mismas las artífices de todo cuanto pueda desarrollarse, y lo hace convencida de que esta es la única forma de lograr institucionalización y, en consecuencia, sostenibilidad de sus ejes de trabajo. Se apoya a las regiones de Ayacucho, Cusco, Huánuco, Junín, Pasco, San Martín y Ucayali para que mejoren los indicadores de salud más importantes en cada una de ellas y, principalmente, los relacionados con la mortalidad materna y perinatal.

Para proveer asistencia técnica, el Área de Servicios de Pathfinder International desarrolla una serie de actividades en coordinación con diversas direcciones del Minsa, el Consejo Nacional de Descentralización, el Sistema Nacional Descentralizado Coordinado, el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos (IDREH), el Instituto Especializado Materno Perinatal, las gerencias de Desarrollo Social de los gobiernos regionales, los consejos regionales de Salud, las direcciones regionales de Salud, las organizaciones de la sociedad civil del ámbito regional y local, así como con organismos no gubernamentales.

Hay cuatro componentes que permiten proporcionar asistencia:

 

1. Capacidad resolutiva de los establecimientos y SIP 2000

El proyecto se ejecuta en las siete regiones (Huánuco, Ucayali, San Martín, Pasco, Junín, Ayacucho y Cusco), luego de la aplicación del sistema FON (Funciones Obstétricas y Neonatales), que evalúa los recursos humanos y materiales existentes en los establecimientos. En la actualidad se cuenta con una línea de base de la capacidad resolutiva en 1,869 establecimientos en los diferentes niveles (95 por ciento del total de establecimientos). Se han desarrollado en promedio tres mediciones comparativas y se ha encontrado una mejora importante. Así, la capacidad resolutiva ha pasado de 53,7 por ciento a 59,3 por ciento en cuanto a equipamiento y recursos. Del mismo modo, el 100 por ciento de los establecimientos cabecera de microrred de las siete regiones están implementando el SIP 2000, herramienta básica para la mejora tanto de la calidad de atención prenatal como del parto institucional, incluida la atención al recién nacido. La sistematización y difusión de los resultados han contribuido al mejoramiento de la calidad de la atención médica, en general, y de las emergencias obstétricas y neonatales, en particular.
La sostenibilidad de este proceso se sustenta en la conformación de equipos técnicos en
las Direcciones de Salud (Disa). Estos equipos velan por la constante retroalimentación de
la información para la toma de decisiones. Actualmente se trabaja en el desarrollo de
un sistema para medir la capacidad resolutiva de los establecimientos en relación con la Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI) y la malaria. 

 

2. Centros de Desarrollo de Competencias (CDC)

Doctor y mujer

En un proceso de descentralización es necesario ayudar a las regiones en su afán por desarrollar el potencial de los recursos humanos de los entornos regional y local. De esta manera se mejoran las competencias de las personas involucradas tanto en las áreas de servicios como en las administrativas, para que respondan a los problemas de salud más sentidos en cada una de las regiones.

Es en esta perspectiva que Pathfinder, en coordinación con el Instituto Especializado Materno Perinatal (IEMP) brinda asistencia técnica a las regiones, para la conformación de un Sistema Regional de Desarrollo de Competencias, que tiene como ente ejecutor en salud al CDC. Luego de dos años de trabajo, podemos señalar que cada una de las siete regiones han conformado un CDC, como órgano dependiente de la Dirección Regional de Salud (Diresa), que está dirigido por un Comité de Gestión presidido por el director de la Diresa o el director de la Oficina de Gestión y Desarrollo de Recursos Humanos.


Cada CDC, a través de la aplicación de indicadores, ha evaluado los recursos humanos y materiales de los hospitales. Ha sopesado, asimismo, su capacidad para asumir responsabilidades como la formación o mejoramiento de competencias de los profesionales de salud de su respectiva región, a través de pasantías, para la atención de las Emergencias Obstétricas y Neonatales. El CDC se preocupa también por mejorar las competencias de los profesionales y técnicos de salud en el manejo de los daños más frecuentes e importantes en las regiones. Los primeros resultados indican que los CDC de las siete regiones en las cuales trabaja Pathfinder, han iniciado procesos de pasantías para mejorar las competencias en la atención de las emergencias obstétricas y neonatales. A la fecha, 22 médicos, 23 enfermeras y 33 obstetrices se han sumado a los 1,192 profesionales capacitados anteriormente, provenientes de 306 establecimientos.

Asimismo, se han realizado siete cursos de capacitación en el componente clínico de la AIEPI, en consecuencia, han sido capacitados 150 profesionales. En seis de las siete regiones se ha realizado un seguimiento posterior a la capacitación y los resultados han sido alentadores. Para el segundo semestre del año se espera iniciar el trabajo con el componente comunitario de la AIEPI.

 

3. La mejora continua de la calidad en los servicios

En esta línea, la asistencia técnica de Pathfinder facilita junto con las Diresa, la ejecución de un sistema de mejora de la calidad en cada región, para lo cual se han conformado equipos de evaluación que formularán sus sistemas sobre la base de: a) un factor técnico, que considera los conocimientos y las técnicas para la solución de los problemas de salud; b) una dimensión interpersonal, es decir, la relación entre los profesionales que brindan el servicio y los pobladores que lo reciben, y c) el contexto o ambiente donde se brinda la atención.

A la fecha, se han instalado equipos para la Mejora Continua de la Calidad (MCC) en 108 de las 131 microrredes de las Diresa de Ucayali, San Martín, Junín, Pasco y Huánuco. Estos equipos tienen como función apoyar los procesos de mejora continua de la calidad en sus respectivos hospitales y en los establecimientos cabeceras de microrred, logrando la capacitación de 130 médicos, 119 enfermeras, 156 obstetrices y 67 técnicos de enfermería. Asimismo, sobre la base de los indicadores de menor desarrollo, los establecimientos de salud están elaborando pequeños proyectos de mejora de la calidad, que son presentados a las autoridades locales, las empresas privadas, las organizaciones no gubernamentales, entre otros, para su financiamiento. De igual forma, se ha planteado como prioridad desplegar proyectos cooperativos para implementar la estrategia de "Casas de Espera". Para ello, se cuenta con la participación de las principales instituciones y organizaciones de cada distrito como un mecanismo para mejorar la calidad y la atención de los nuevos nacimientos, introduciendo un enfoque de derechos e interculturalidad.

 

4. Participación y cogestión en salud

participación

La asistencia técnica que brinda Pathfinder, en coordinación con los organismos del Ministerio de Salud, apunta a empoderar a las organizaciones de base para que ejerzan una participación efectiva en cogestión de los establecimientos de salud.


Esta asistencia técnica ha estado centrada, principalmente, en 166 asociaciones de Comunidades Locales de Administración de Salud (CLAS), que administran 364 establecimientos de salud. Este apoyo parte por reconocer que las asociaciones CLAS son la principal forma de participación en salud en el primer nivel de atención desarrollada en la última década. Recordemos que el 35 por ciento de los establecimientos de salud del país son administrados por las CLAS, que tienen el mandato para tomar decisiones en el ámbito local para asegurar un mejor acceso, una mejor calidad de atención y el uso transparente y eficiente de los recursos. Por ello, el actual debate en el Poder Legislativo, en torno al tema, apunta a darle sostenibilidad al modelo de cogestión a través de las CLAS y apromover que el 100 por ciento de los establecimientos sean administrados bajo el modelo de cogestión.


El trabajo coordinado con el Minsa ha permitido brindar asesoría en los programas dirigidos a capacitar a los miembros de la comunidad, a las autoridades locales, al personal de salud y a los equipos técnicos de las Diresa y las redes de salud, en temas relacionados con la planificación participativa del programa de salud local, los aspectos administrativos y contables de recursos humanos y financieros, la rendición de cuentas y el conocimiento de las funciones y atribuciones de la cogestión según la normatividad vigente. De igual forma se busca apoyar la articulación de los procesos de participación comunitaria en los espacios de descentralización, como las microrredes, donde se realiza la planificación sanitaria de la salud, y los gobiernos locales, buscando su articulación con la planificación territorial de la salud y el desarrollo.

Los logros a la fecha muestran:

  • 166 gerentes de establecimientos CLAS capacitados.
  • 1,030 integrantes comunitarios en la asamblea CLAS conocen y ejercen
    sus funciones para administrar compartidamente 364 establecimientos
    de salud.
  • 111 (61 por ciento) programas locales de salud elaborados con la participación
    de los líderes comunitarios y las autoridades locales.
  • 3 redes de salud cuentan con equipos técnicos para dar asesoría descentralizada
    a las CLAS.
  • Se ha iniciado un proceso de identificación de competencias de los gerentes
    y los integrantes de la comunidad para fortalecer la cogestión de la
    salud, con fines de certificar los recursos humanos regionales y locales y
    establecer una estrategia de soporte técnico sostenible.
  • El 45 por ciento de las autoridades locales conocen y están sensibilizadas sobre
    el rol de las CLAS en la administración de los establecimientos de salud.

Esta experiencia de cogestión de los establecimientos de salud con participación de la comunidad se constituye en un avance importante y necesario en el actual proceso de transferencia de competencias de salud a los gobiernos locales y regionales.

 

  


Powered by Convio

 

 

Homepage | Contactos | Créditos De la Foto | Libro de Visitas | Búsqueda